skip to Main Content

Mejora la productividad de tu empresa al máximo con estas 5 técnicas

Mejora la productividad al máximo con estas 5 técnicas

Mejora la productividad al máximo con estas 5 técnicas

Antes de realizar cualquier tipo de mejora en la productividad de una organización; siempre se debe comenzar con el reconocimiento del valor que representa el personal; que conforma el capital humano de la misma. Así como también la identificación consciente del para qué del negocio; su valor y sus objetivos; los cuales no solo deben cumplirse día a día; sino que deben ser la guía de todas las acciones que cada persona realice dentro de la organización.

5 Técnicas simples de productividad para tu empresa

1. Invierte tiempo para aprender y aplicar nuevas tecnologías:

Aprovecha al máximo la era tecnológica. Procura conocer las herramientas tecnológicas disponibles para mejorar la productividad de tu negocio, sea cual sea éste. Siempre existirán herramientas que te permitirán mejorar a nivel productivo; organizativo y de ventas. Existen muchas aplicaciones tecnológicas; que en la actualidad son usadas por miles de empresas con resultados exitosos. Además, debes velar porque los empleados se mantengan continuamente actualizados; ya que son ellos los que dan a la empresa la ventaja competitiva; necesaria para generar beneficios. Así cuentes con empleados con poco conocimiento de tecnología; es importante que estén instruidos y especializados en sus áreas de trabajo.

2. Fomenta la comunicación interna:

La comunicación es vital en toda empresa, por ello debe existir una comunicación fluida entre los empleados y los directivos, en la comunicación debe existir respeto, fluidez e inmediatez para que las actividades laborales ocurran correctamente y se pueda solventar cualquier problema de operatividad que se presente, además para una óptima productividad, es indispensable la mejor comunicación entre cada departamento de la empresa, muchas empresas fallan en las comunicaciones y allí empiezan los errores que hacen decaer a la organización. Lo mejor para la comunicación interna es usar un esquema horizontal, manteniendo reuniones periódicas para coordinar a todo el equipo de trabajo y atender sus necesidades.

También es indispensable mantener una comunicación cercana con los clientes, estudiar constantemente sus necesidades y opiniones, escuchar el mercado para poder ir al ritmo de las innovaciones, si no se escucha al cliente cualquier esfuerzo de productividad va a fracasar.

3.- Organiza el trabajo:

Organizar el trabajo hará que no pierdas valiosa energía, dinero y sobre todo tiempo, debido a mala organización o mala coordinación entre los departamentos de la empresa. Para ello es importante establecer una lista de tareas y objetivos con plazos de tiempo determinados y las responsables para su ejecución, además de dejar claro los flujos de trabajo de los distintos departamentos, de ese modo mejorará la coordinación, el cumplimiento de objetivos y por ende la productividad.

4.- Motivación:

La motivación juega un rol indispensable y fundamental en cualquier empresa, porque ella es el pilar que mueve a cada uno de los empleados sea cual sea el cargo que este ocupe, sin motivación no se puede cumplir el para qué de la organización. La motivación hace el ambiente de trabajo más placentero para todos. Por tanto, para mejorar la  productividad no solo debes trabajar en la integración de tareas laborales, sino también en la integración emocional y mental del equipo humano. Darle mérito a cada empleado y la posibilidad de que día a día se superen, son elementos de gran influencia en la motivación de los trabajadores y en la productividad de la organización.

5.- Mantente actualizado:

No solo nos referimos a mantener los equipos actualizados o al uso de nuevas tecnologías, sino actualizados en la manera en que se labora en la empresa, en escuchar  el sentir de los empleados, su motivación pues esta influye en la productividad y la calidad que dan a los clientes, en oír a los clientes y ser capaces de innovar sin miedo para mantenerse vigentes en el mercado. Muchas empresas fallan productivamente por miedo al  cambio y a tomar decisiones en el momento correcto.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back To Top